Cómo elegir unos calcetines de trekking

calcetines-trekking

Recuerda una de las excursiones a la montaña en las que más hayas disfrutado. Ahora, imagínate en esa ascensión sintiendo los pies húmedos, resecos y llenos de dolorosas rozaduras.

En muchos casos un indicativo de que la caminata ha sido larga y fructífera, pero tal vez no haya sido todo lo placentera que podría haber sido.
¿Realmente vale la pena arruinar esta experiencia por habernos equivocado a la hora de elegir algo tan básico como son unos calcetines de trekking?
Nuestros pies -esos que te han acompañado a lo largo de todo el viaje-no se merecen esa tortura.
Todos hemos pasado por este error alguna vez. Y por esta razón hemos escrito este post: es un error bastante común invertir un dineral en comprar unas fantásticas botas de trekking y creer que, gracias a su diseño, ya no debemos preocuparnos por nada más y que basta con ponernos los calcetines de algodón que nos regalaron en las últimas navidades.
Nada más alejado de la realidad. Si no, ¿qué sentido tendría que existiesen los calcetines de trekking? Sí, existen, y, como casi todo el material de montaña, son un mundo aparte: su diseño es especial para la práctica del senderismo, y tienen una ergonomía y unos materiales específicos que se adaptan a la presión y a la fricción que sienten nuestros pies cuando pisamos el suelo de la montaña. Evitando así el sufrimiento y malestar que hemos mencionado y conocemos.
Invertir en unos calcetines de trekking de calidad, es casi obligatorio para disfrutar en condiciones de la montaña. Con esto no queremos decirte que esta prenda sea más importante que el calzado: ambos son necesarios y se complementan. La adecuada elección de los calcetines y de unas buenas botas será crucial para mantener tus pies en perfecto estado durante la progresión.

Calcetines de trekking para verano y para invierno

Elegir unos buenos calcetines para caminar por la montaña puede ser una odisea. Existen muchos modelos y clases multiplicándose las opciones según las estaciones del año y materiales de fabricación..
Para ayudarte en la elección, podemos diferenciar ente los modelos de calcetines de trekking de verano y los de invierno. Es imprescindible que tengamos, por lo menos, un par de cada uno, sobre todo si tenemos pensado practicar senderismo durante todo el año.
La diferencia esencial entre los calcetines para senderismo de invierno y de verano radica en su composición. Son adecuados para invierno aquellos que tienen fibras de Thermolite o de lana merino (que permiten una correcta transpiración a la par que mantienen la temperatura) combinadas con Lycra o algún otro material antideslizante que nos garantice un buen agarre. En la temporada de verano,  nos decantaremos por unos calcetines que también faciliten la transpiración y que permitan que el sudor se evapore con facilidad, para garantizarnos así una mayor frescor y comodidad.

X-Socks Hombre xtrek King Summer wanderstrumpf, otoño/Invierno, Hombre, Color...
  • Puños autoajustables, los puños se adaptan a cualquier tamaño de pierna sin deslizarse ni contraerse
  • El canal de aire acondicionado permite que el aire fluya óptimamente
  • El pie de forma anatómica apóyalas áreas pequeñas del pie
Devold Calcetines de Invierno para Mujer Alpine proxys, otoño/Invierno, Mujer,...
  • Punto fino para menos peso.
  • Puntera reforzada para mayor durabilidad
  • Borde elástico para un mejor ajuste

Tipos de calcetines de senderismo según el material

Unos calcetines de trekking de calidad rara vez se fabrican de un solo tipo de tela. Podemos encontrar en el mercado tantos tipos de calcetines como materiales utilizados en su fabricación: los hay totalmente sintéticos, pero también existen calcetines de lana. Todos diseñados con un primer objetivo primordial: evitar que retengamos humedad dentro de nuestras botas.
Recomendamos evitar el algodón: es el material menos transpirable que existe y va a provocar un efecto contrario al que buscamos.
Los tejidos sintéticos se caracterizan por su secado rápido, por eso son adecuados para el verano o para excursiones a lugares húmedos, y también se adhieren mejor a nuestros pies. Por otra parte, los de lana son más transpirables, acolchados y aportan más firmeza siendo ideales en climas fríos. La lana es un material naturalmente antimicrobiano, lo cual mitiga los desagradables olores que aparecen en excursiones muy largas.

Todos los calcetines de trekking sintéticos combinan varios tipos de tejido, pero ¿cuáles son los más comunes y cuáles son las características de cada tipo de material?
Las fibras de Thermolite están diseñadas para acelerar el proceso de expulsión de la humedad al exterior gracias a su centro hueco. Los calcetines fabricados en este tejido, aun estando húmedos, mantendrán el calor de nuestros pies y no les añadirán demasiado peso, por lo que permitirán que podamos seguir caminando con toda comodidad.
El Nylon y la poliamida tienen una gran resistencia mecánica al desgaste y a la tracción y son materiales antideslizantes de por si. Sin embargo, su nivel de transpirabilidad es bajo, por lo que se utilizan en combinación con otros materiales y, en general, en un porcentaje más bajo sobre el compuesto de tela total del calcetín. así, Su principal característica es que aumentan la resistencia y la durabilidad del mismo.
La Lycra y el Elastano permiten la adherencia del calcetín al pie. También se mezclan con otros tipos de tejidos para dar mayor elasticidad a la prenda y permitir una mayor fluidez en la movilidad de nuestros pies permitiendo que los calcetines permanezcan bien fijados a nuestros tobillos.
El poliéster, se utiliza en todo tipo de tejidos técnicos y en forros polares, porque permite la conservación del calor y la transpirabilidad del sudor. Y esto es justo lo que buscamos a la hora de elegir unos buenos calcetines de trekking.

Calcetines trekking coolmax

La montaña castiga nuestros pies haciendo que suden, por más frío que sea el clima del lugar adonde vayamos. No obstante, la tecnología siempre va un paso por delante de nosotros y en los últimos años ha surgido un tipo de fibra de poliéster llamada Coolmax. La principal característica de los calcetines de trekking coolmax es la facilidad con la que permite la evaporación del sudor, es decir, la fantástica transpiración del tejido. Existen diversas marcas en el mercado que pretenden emular las propiedades de este tejido, pero podemos afirmar que no hay ninguna que termine de lograrlo como Coolmax.
No es una tela del todo térmica, sino autorreguladora: a la vez que nos aporta calor evita el enfriamiento que produciría el exceso de humedad en nuestros pies.
Además, su lavado es mucho más fácil que el de otro tipo de telas.
Tenlo claro, unos calcetines trekking Coolmax garantizarán que tus pies estén frescos y secos durante toda la jornada.
Algunos buenos modelos disponibles en Amazon ¡Elige bien tu talla!

Calcetines trekking de lana merino

La lana merino, es el tejido más indicado para los entornos más fríos. se diferencia de la lana convencional en que es más fina y tiene una estructura ordenada mediante tramas irregulares que dejan espacios con aire en su interior para así garantizar el correcto aislamiento de nuestros pies. ¿Qué características tiene la lana merino?
Las propiedades térmicas de este tejido permiten que nuestros pies mantengan el calor de forma constante, estén secos o húmedos, sin perder por ello su transpirabilidad (gracias al diámetro de sus fibras y a las bolsas que se generan en su interior) y su relativa capacidad de repeler el agua. Algo diferenciador de este material son sus propiedades antibacterianas que previenen, de forma natural, la aparición de olores  además de ser ecológico y respetar el medio ambiente. Su principal inconveniente es su precio, más elevado y su menor durabilidad, pero con un adecuado mantenimiento , las ventajas son mucho mayores.
Y, por si fuera poco, la textura natural de los calcetines trekking de lana merino es tan suave que es imposible que nos genere incómodos picores en los pies y, menos aún, ningún tipo de rozadura. Algo que también nos garantiza una total libertad de movimientos es que no produce presión sobre el pie.
Con unos calcetines de lana merino, podemos estar seguros de que nuestros pies estarán cómodos, secos, calientes, protegidos y frescos.

Calcetines de la marca gore tex

La marca GORE-TEX reúne los principales requisitos que buscamos cuando pensamos en la ropa de montaña: impermeabilidad y transpirabilidad, además de comodidad y protección. Esto no iba a ser menos en cuanto a a la prenda que nos ocupa. Los calcetines GORE TEX mantendrán nuestros pies secos de forma duradera, incluso cuando estos suden y cuando la lluvia o la nieve nos sorprendan en plena montaña.  Gracias a su más que avanzado diseño: la membrana GORE-TEX está formada por miles de millones de microporos que son 20.000 veces más pequeños que una gota de agua, pero 700 veces más grande que una molécula de vapor de agua. Esta tecnología tan puntera impedirá la entrada de todo tipo de líquido a nuestros pies (principalmente, el agua de la lluvia) y permitirá una perfecta salida del sudor al exterior.

GORE WEAR M Thermo calcetines unisex, Talla: 41-43, Color: negro/gris
  • Calcetines medianos (Altura: 16 cm) para condiciones climáticas frías
  • Tejidos GORE Selected Fabrics: Altamente transpirables con rápida evacuación del sudor
  • Protección en los dedos y talones para evitar ampollas, Canal de protección del tendón de Aquiles, Costuras planas

Anatomía de un calcetín de montaña

Los calcetines de montaña tienen distintas partes que deben estar diseñadas al milímetro para cumplir con una funcionalidad concreta.
El talón es la parte del pie donde recae todo nuestro peso, sobre todo cuando estamos parados, por lo que es importante que esté acolchado y, sobre todo, libre de imperfecciones, costuras y objetos extraños. El tejido del talón debería ser de alta densidad y de doble rizo para darle el efecto acolchado que precisa.
La puntera abarca desde la punta del dedo gordo hasta el quinto. Esta parte del calcetín tiene un objetivo muy concreto: proteger los dedos del pie, por lo que también debe estar acolchada y reforzada y la malla de su tejido debe ser casi tan densa como la del talón.
El antepié es la parte delantera del calcetín que va detrás de la puntera. en un buen calcetín, podremos distinguir una zona superior y una inferior en el antepié: la inferior será más acolchada para reducir el impacto de la planta del pie al caminar y la superior tendrá un ligero refuerzo para proteger el metatarso.
El empeine y el arco plantar son la parte central del pie. El primero se sitúa en la parte superior y el segundo en la inferior. En estas zonas, el tejido deberá ser más fino y elástico y tener alguna propiedad antideslizante, así como estar dotado de canales de aireación.
La zona del tobillo debe tener los laterales y la parte trasera reforzados con una zona acolchada para evitar rozaduras con la bota.
La pernera es la parte superior del calcetín. Protegerá nuestra tibia y deberá tener la medida adecuada al calzado que vayamos a utilizar. Siempre es recomendable que los calcetines sean más altos que la bota para proteger más centímetros de piel, pero esto queda a la elección de cada uno. Su parte delantera debería estar ligeramente acolchada y tener canales de aireación.
La caña es la parte más alta del calcetín y su principal característica es que debe ser más flexible que el resto. En su zona más elevada debe tener una banda elástica que se adhiera suavemente a nuestros gemelos para evitar que el calcetín se nos baje caminando.

Calcetines para botas y la altura de la caña ideal

para elegir la altura de la caña de lo calcetines debemos pensar antes en qué calzado vamos a utilizar. Los calcetines de trekking pueden ser de distintas alturas: desde los llamados invisibles, los cuales, apenas pueden apreciarse por encima de las botas, hasta los más altos que llegan a las rodillas. Elegiremos unos u otros en función del clima, del calzado que vayamos a utilizar y de la intensidad de la caminata que vayamos a practicar.
● Calcetines invisibles: son los más estéticos pero nos ofrecen menor protección ya que abarcan menor cantidad de piel. adecuados, para calzado de caña baja
● Los calcetines que llegan hasta el tobillo son un poco más altos, y cubren el hueso del tobillo. Protegen más que los anteriores y son ideales para botas de caña baja-medio.
● Los calcetines de tripulación o calcetines para botas son los ideales para la práctica del senderismo. Llegan unos centímetros por encima de los huesos del tobillo para protegerlos de la abrasión cuando se utiliza calzado de caña alta.
● Los calcetines altos llegan hasta la rodilla y se emplean en la práctica del alpinismo, protegiendo toda la zona de las pantorrillas de la abrasión que puede provocar el uso de botas y resto de calzado alto. ayudan a proteger la parte inferior de las piernas y a mantenerlas calientes.

¿Calcetines de trekking gordos o finos?

Los calcetines de senderismo ultraligeros son el tipo más fino que existe y, se caracterizan por ser transpirables. No obstante, proporcionan poca amortiguación en comparación con los demás.
Los calcetines ligeros o medias de senderismo proporcionan una mayor amortiguación debido a que son más gruesos. También son más compresivos. siendo adecuados para climas cálidos.
Los calcetines de peso medio son los más conocidos. más gruesos que los ligeros, incorporan algo de amortiguación en los extremos, dedos, talón y en la zona del tobillo.
Los calcetines de peso completo o calcetines de alpinismo son los más gruesos que existen y se caracterizan por ser completamente acolchados. Estos calcetines gordos están diseñados para largas caminatas en climas muy fríos.

La amortiguación y otros factores

La amortiguación del calcetín tiene que ver con su grosor y con lo cálido que puede llegar a ser, por lo que la proporción correcta de amortiguación dependerá de cuánto vayamos a caminar y el clima del lugar donde lo hagamos. Es importante que sepamos encontrar un equilibrio entre ambos factores,  que no nos excedamos en el grosor pretendiendo una buena protección y que nuestros pies terminen sudando demasiado; o al revés: que nos pasemos de ligeros y acabemos con los pies congelados y llenos de rozaduras.
Existen cuatro niveles de amortiguación:
● Calcetines sin amortiguación: son ultraligeros y están diseñados para climas cálidos. Al ser finos, transpiran bien, pero tienen poco relleno. Son útiles, sobre todo, para llevarlos debajo de los calcetines de senderismo y así absorber la humedad, pero hoy en día existen tantos modelos que cumplen con esta función que no es necesario utilizar este tipo de calcetín con este objetivo.
● Calcetines con acolchado ligero: son bastante delgados, pero tienen una amortiguación ligera en la zona del talón, lo que les brinda un plus de comodidad respecto al nivel anterior. Este tipo de calcetines son ideales para climas cálidos ya que absorben bien la humedad.
● Calcetines con amortiguación media: la cantidad de amortiguación de estos calcetines es mayor y se concentra en el talón.
● Calcetines con amortiguación fuerte: son los calcetines más acolchados y gruesos que existen. recomendaos para excursiones difíciles y largas en ambientes fríos.

Hoy en día,, existe una amplia gama de calcetines diseñados con algunos materiales como el cobre, la plata o el zinc que los dotan de una propiedad extra: un tratamiento antibacteriano que evita la reproducción de bacterias y de hongos. Puede interesarnos en travesías largas, si disponemos de pocos pares de recambio y no queremos complicarnos lavando nuestros calcetines en mitad de la ruta.

Calcetines trekking anti-ampolla

Sabemos lo insoportable que es tener que caminar kilómetros con los pies llenos de ampollas y rozaduras debido a una mala elección en nuestro equipo. Por suerte, los fabricantes de calcetines también han desarrollado varios modelos cuyo objetivo es impedir o reducir al máximo la creación de ampollas en nuestros pies. El diseño de doble capa es el más representativo en este sentido. Calzarte estos calcetines es lo más parecido que existe a llevar dos calcetines juntos en cada pie, pero unidos entre sí. Cada uno de ellos está diseñado con un material distinto para potenciar su eficacia en la prevención de ampollas y rozaduras (sin olvidar nunca dos de los requisitos fundamentales del calcetín: transpirabilidad e impermeabilidad). Además, estos modelos tienen otro punto fuerte: su durabilidad. Esto se consigue gracias a la capa interior del calcetín, que mitiga el roce entre el calzado, el calcetín y el pie y, por lo tanto, ralentiza el desgaste natural que se producirá con el paso del tiempo.
existen otros diseños más asequibles que también reducen la aparición y desarrollo de ampollas.Estos añaden más materiales acolchados en las zonas más propensas a sufrirlas (el talón, la parte trasera del tobillo, los laterales…) para crear así un efecto amortiguador.

Mantenimiento de tus calcetines trekking

es importante mantener nuestros calcetines limpios para alargar su vida útil y evitar la proliferación de bacterias y hongos y la descomposición de las fibras. Además, unos calcetines limpios combaten mejor la formación de ampollas en nuestros pies.
Para lavarlos en mitad de una caminata, lo haremos de la siguiente forma: usaremos una bolsa ziploc de 3,7 litros en la que introduciremos una cantidad considerable de agua y unas gotas de jabón. Después debemos colocar dentro nuestros calcetines y sacudir bien fuerte la bolsa hasta que veamos que el agua cobra un color turbulento. A continuación, desecharemos el agua y los colgaremos en nuestra mochila para que se sequen. Debemos llevar, por lo menos, otro par de recambio.

la mayoria de Los calcetines sintéticos se pueden lavar en la lavadora, a diferencia de los de lana merino.  los calcetines de lana merino no requieren de tantos lavados como otros tipos de tejidos -de hecho, rara vez necesitaremos lavarlos-, cuando realmente esten sucios, en cuyo caso seguiremos las instrucciones de lavado del fabricante.

Los mejores calcetines trekking