Saltar al contenido
PasionOutdoor

Cómo lavar un plumas, aprende a mantener en perfecto estado esta valiosa prenda

como-lavar-un-plumas

Como amantes de la vida al aire libre deberíamos cuidar nuestro querido abrigo de plumas como si la vida nos fuera en ello. Esta simple prenda nos aporta un poder calorífico enorme gracias a las propiedades de su material de fabricación, y para que sigan intactas debemos darle un buen mantenimiento.

Si aun no le das a tu plumas el trato que se merece, en este post aprenderás como lavar un plumas correctamente y conservar sus excelentes propiedades por mucho tiempo.

A día de hoy, su capacidad térmica y volumen de aislamiento, conocido como loft, no ha sido igualado por ningún otro relleno sintético.
El cuidado adecuado ya sea de un abrigo o de un saco de dormir hecho con plumas prolonga su vida útil y preserva sus espectaculares características.
Conservar en óptimo estado nuestro plumas no es un asunto menor, si tenemos en cuenta que implica una importante inversión dentro de nuestro equipo outdoor.

No siempre podemos permitirnos un servicio de lavandería. No son baratos y no siempre garantizan el resultado deseado. Un motivo más para que aprendas a hacerlo en tu casa, obteniendo un buen acabado y además velando por la máxima protección de esta prenda imprescindible.

Un plumífero, no es una prenda cualquiera, tienes que saber cómo lavar un plumas correctamente para prolongar y conservar sus propiedades mucho tiempo. No es difícil, solo tienes que seguir los siguientes pasos.

Al final de este proceso, podrás contemplar tu lustroso plumas y sentir un orgullo especial por haberle aplicado el lavado que se merece.

Antes de lavar tu abrigo de plumas

Un abrigo de plumas no es un tejido que metas en la lavadora como cualquier otra prenda. Tienes que prepararla antes, incluso si es un simple chaleco de plumas.
¡Atención! El lavado en seco está completamente prohibido para este tipo de revestimientos. Este método eliminaría los aceites naturales de las plumas, lo que mermaría su maravillosa capacidad de aislamiento.
Para proseguir con el lavado, tienes que hacer lo siguiente:

  1. Si tiene suciedad leve en la superficie limpiala con un pequeño cepillo con mucho cuidado.
  2. En el caso de que tenga mucha suciedad incrustada es conveniente dejarlo en remojo con jabón para prendas finas, durante una hora, antes de realizar un lavado profundo.
  3. Cierra el velcro y los bolsillos, al igual que el cierre delantero. Es preferible darle la vuelta a la prenda. Es decir, que la capa interna quede por fuera.
  4. Asegurate de limpiar bien el compartimento de la lavadora donde va el jabón.
  5. Se recomienda realizar un ciclo previamente solo con agua caliente y medio litro de vinagre blanco para quitar cualquier residuo de otros jabones.

El lavado

Puedes lavar tu abrigo de plumas tanto en la lavadora como a mano.
En el primer caso utiliza una máquina de carga frontal. Evita las de carga superior a menos que tengas la opción de remover momentáneamente el tambor central que puede llegar a dañar la vestimenta.
El segundo procedimiento te tomará más tiempo y requiere un poco más de esfuerzo, pero si eres paciente y metódico, te garantiza un excelente acabado y cuidado de tu plumífero.

Cómo lavar tu plumas en la lavadora

Aprende cómo lavar un plumas en la lavadora siguiendo estos pasos. No temas, en contra de lo que suele pensar este método no dañará tu ropa:

  1.  Introduce la chaqueta de plumas en la lavadora.
  2.  Para asegurar su mejor lavado puedes agregar unas 3 pelotas de tenis perfectamente limpias, preferiblemente que sean nuevas.
  3.  Coloca en al compartimento del jabón un producto especializado. Es decir, que sea suave como los destinados a lavar vestimentas de algodón.
  4.  ¡No utilices suavizante! Puede provocar que las plumas se apelmacen.
  5.  Usa el programa más suave de tu lavadora. En la mayoría de los casos es el ciclo para prendas de lana o ropa delicadas.
  6.  Trata que el centrifugado sea lento. Por lo que no dudes en interrumpir esta fase final, si se extiende por mucho tiempo.

Cómo lavar a mano tu chaqueta de plumas

Para lavar un plumas a mano se recomienda usar un recipiente grande como una bañera o barreño, ya que es lo suficientemente amplia y podrás frotar el abrigo cómodamente durante el procedimiento. Esto es lo que debes hacer:

  1.  Coloca el abrigo a lo largo de la bañera.
  2.  Abre el grifo de agua tibia hasta que la prenda esté completamente sumergida.
  3.  Agrega el jabón para prendas delicadas y frota la vestimenta para que absorba el producto.
  4.  Fricciona cada parte de la chaqueta de plumas para eliminar la suciedad durante un buen rato.
  5.  Haz movimientos firmes, pero nunca bruscos. Conserva la prenda todo el tiempo dentro del recipiente. Si lavas una chaqueta de plumas ligeras el proceso será más fácil que si es un abrigo o saco de dormir.
  6.  Para enjuagar, retira el tapón de la bañera, y enrolla el abrigo sobre si mismo, para escurrirlo y eliminar el agua.
  7.  Coloca el tapón nuevamente y abre el agua hasta que la prenda quede sumergida bajo el agua.
  8.  Vuelve a liberar el agua y a enrolla la chaqueta para eliminar el jabón.
  9.  Repite este procedimiento hasta que ya no salga espuma de la vestimenta cuando la escurres.

Pasos para un correcto secado en abrigos de pluma

El proceso de secado de tu abrigo de plumas requiere de ciertas consideraciones. El secado al aire libre lleva tiempo y necesita que sacudas la prenda regularmente para que las plumas no se apelmacen.
Por eso tienes que secarla a mano o mediante máquina.

El secado manual

Es vital retirar todo el exceso de agua a la hora de secar una chaqueta acolchada de forma manual. Haz lo siguiente:

  1. Coloca la vestimenta extendida sobre una mesa y enróllala.
  2.  Escúrrela cuidadosamente para eliminar el agua.
  3.  Envuélvela en una toalla y repite el paso anterior hasta asegurarte de que se ha eliminado la mayor cantidad de agua posible.
  4.  Coloca el abrigo sobre una mesa en un sitio en dónde no le dé el sol, y que tenga una buena ventilación, hasta que se seque por completo.

Secado en secadora

Para un secado correcto en máquina recomendamos el uso de una secadora de condensación o de bomba de calor. Estos son los pasos a seguir:

  1. Asegúrate de eliminar el exceso de agua tal como explicamos en el secado manual.
  2.  Coloca la chaqueta en una bolsa para ropa delicada de algodón y colócala en la secadora.
  3.  Escoge en el programa la temperatura menos alta y ejecuta el ciclo completo de secado.
  4.  Cuando finalice el programa, saca la vestimenta de la bolsa, dale la vuelta (dejando la cara interna de la prenda hacia afuera) y vuelve a colocarla en la bolsa de ropa delicada.
  5.  Aplica nuevamente un ciclo de secado ligero.
  6.  Si al terminar aún no está completamente seca, vuelve a repetir el proceso, hasta que lo esté.
  7.  Por último, déjala colgada en un lugar ventilado durante al menos 2 días, para asegurarte de que no queden restos de la más mínima humedad.

Consejos de almacenamiento y mantenimiento

La duración de un plumas depende en gran medida de la forma en que lo guardes en tu guardarropa y del mantenimiento que le des con cierta regularidad. Según los fabricantes y especialistas basta con lavar este abrigo entre dos y tres veces por año.
Un mal almacenaje de la prenda provocará un abrigo de plumas apelmazado, viéndose dañado y perdiendo sus propiedades caloríficas. Por ello, nunca lo dobles ni lo comprimas en una bolsa al vacío y similares. Esto daña el raquis de las plumas, lo que afecta al loft o acolchado y en suma acaba perdiendo cualidades.
El correcto almacenamiento pasa por colgarlo en una percha y cubrirlo con una funda para protegerlo del polvo.
Puedes recuperar un plumas apelmazado realizando un lavado profundo cómo detallamos anteriormente.
Si lo haces paso a paso podrás salvar un plumas mal lavado y ayudarlo a mantener sus virtudes por largo tiempo. En el caso de que persistan olores fuertes o que siga apelmazado la mejor opción es llevarlo a una tintorería especializada.