Usos y tipos de Mochilas de Ataque

mochila-de-ataque

Siempre hablamos de la importancia de servirnos de un buen material, una correcta vestimenta y unas botas adecuadas a la hora de adentrarnos en cualquier actividad de montaña. Pero nunca debemos descuidar uno de los accesorios más esenciales de nuestro equipo: la mochila que cargaremos a nuestras espaldas. En este post, profundizaremos en las mochilas de ataque.

Una mochila de ataque es un tipo concreto de mochila de montaña.

Originariamente, eran las mochilas que llevaban los escaladores en los Picos de Europa, los Alpes o los Pirineos, para lograr la conquista de una cumbre. Para conseguir esta hazaña, tenían que luchar contra todos los acontecimientos que se encontrasen en la naturaleza salvaje. Así  pues empleaban un equipaje pequeño en el que cargaban únicamente lo que necesitaban para “atacar” las cumbres: de ahí el término “mochila de ataque”.

mochila-de-ataque-de-montaña

El concepto mochila de ataque ha evolucionado y ya no se reduce únicamente al mundo de la escalada. Cuando hablamos de una mochila de ataque nos podemos referir a dos cosas:

  • Una segunda mochila -más pequeña- que se utiliza en las ascensiones técnicas y en la práctica de la escalada.
  • Una mochila de senderismo de tamaño más reducido (también llamada daypack) que nos permitirá hacer una excursión breve, que no dure más de una jornada, en la que podamos llevar lo esencial para subsistir durante la misma.

mochilas-de-ataque-senderismo

Daypacks: Mochilas de ataque para senderismo de 10 a 20 litros

En función de la actividad que vayamos a practicar, elegiremos una mochila de ataque con mayor o menor capacidad. Si clasificamos las mochilas de ataque según su capacidad, ordenándolas de menor a mayor, empezaríamos por las más pequeñas: las de 10 a 20 litros, las cuales son ideales para la práctica del trekking y senderismo.

Se trata de una mochila ligera, idónea para actividades de corta duración, como en una excursión de un día sin pernocta (especialmente, si es en verano), ya que su capacidad de carga es pequeña.

mochilas-ligeras-para-senderismo

Dentro de esta categoría, incluimos las daypack, que, aunque tienen unas características y unos materiales similares a los de las mochilas de senderismo, también podríamos utilizarlas en nuestro día a día, o incluso como equipaje de mano en un viaje: son especialmente livianas y versátiles.

Lo más destacable de estas mochilas es su comodidad y su ligereza. Además, gracias a la gran cantidad de compartimentos que poseen, podemos acceder de forma fácil y rápida a su interior. Puesto que están diseñadas para soportar cargas no superiores a 3 kilos, no es necesario que lleven cinturón.

En el único caso en el que este tipo de mochilas no están recomendadas es en el trail running: en las carreras por la montaña, la mochila a utilizar debe de tener un nivel de especificidad más elevado.

OSPREY
Daypack o Mochila de ataque Hike Lite 18

Características básicas de la mochila de senderismo de 20 litros

Las mochilas de senderismo de 20 litros se engloban en la misma línea que las anteriores: son pequeñas y ligeras, pero tienen algo más de capacidad, aportando una versatilidad extra.

Estas son más adecuadas para las estaciones en las que aún no precisemos de demasiada ropa de abrigo. Aunque tienen más capacidad que las anteriores, no son ideales para las noches de camping ni para actividades nocturnas.

Su cinturón es también ligero, ya que están diseñadas para cargar muy poco peso.

Algunos modelos son muy parecidos a los de las mochilas de alpinismo y tienen portapiolets y portabastones; otros están exclusivamente orientados a la práctica del senderismo. No obstante, se diferencian de aquéllos por no tener la forma técnica estrecha de las de escalada y por permitir aprovechar mejor el espacio dentro de la misma.

La mochila de ataque técnica para escalada y alpinismo

A diferencia de las mochilas utilizadas en el senderismo, las de alpinismo y escalada están más enfocadas a garantizar nuestra libertad de movimientos y nuestra seguridad. Son mochilas que no buscan solo la comodidad: lo crucial es que podamos llevar a cabo estos deportes de la forma más técnica posible. Éstas llevarán portapiolets, portaesquís, portacuerda, portasonda y pala, etc. para garantizar que podamos llevar con nosotros el material esencial para la práctica del alpinismo.

Las mochilas de ataque adecuadas para la práctica del alpinismo son muy parecidas a las mochilas de montaña estándar, pero tienen algunas modificaciones que las adaptan a esta actividad en concreto, mientras que las de escalada son casi un rediseño completo de una mochila de montaña.

mochila-alpinismo

Características básicas de este tipo de mochilas de ataque

Las mochilas de ataque orientadas a la escalada y al alpinismo profesional tienen ciertas características que las diferencian del resto.

Este tipo de mochilas son muy estrechas. Esto permite que ocupen el mínimo de espacio posible y que en areas angostas y complejas podamos movernos con soltura y no tengamos impedimentos para hacerlo con fluidez. No obstante, no podremos aprovechar su espacio al máximo ya que los objetos entrarán con mayor dificultad.
Además, sus cinturones y sus tirantes son muy reducidos, para facilitar nuestros movimientos, y tienen la zona lumbar adaptada para el uso de arnés.

En el caso de las mochilas de escalada, estas medidas se extreman aún más: el cinturón y el respaldo se reducen al máximo y el primero se puede desmontar con mayor facilidad. Además, son más altas y tienen una forma de tubo que se acentúa en la zona lumbar para permitir el acceso al material de la parte trasera del arnés.

Cómo elegir una mochila de ataque de montaña

Dada la enorme variedad de mochilas de ataque que existen en el mercado, elegir una no es asunto fácil. Para ello, deberemos tener en cuenta varios factores: la actividad que vayamos a realizar (y su duración y nivel de tecnicidad) y el material técnico y de seguridad que vamos a necesitar para practicarla.

Y, sobre todo, es importante que sepamos que no existe una mochila totalmente polivalente que podamos utilizar para todo, lo cual nos obliga a informarnos bien antes de elegir.

Deberemos considerar los siguientes aspectos importantes:

  • Cinturón lumbar
  • Tirantes
  • Respaldo/bastidor
  • Talla según nuestro peso y altura
  • Modelo según sexo (hombre o mujer)

En contra de lo que la mayoría cree, el cinturón lumbar es una de las partes más importantes en las que fijarnos.

La carga de una mochila no debería recaer sobre los hombros, sino sobre la zona lumbar.

Entre un 75% y un 85% por ciento del peso debería sostenerse en el cinturón. Éste debe tener una forma anatómica y tener una correcta sujeción para prevenir que perdamos equilibrio y seguridad y, sobre todo, que nos dañemos la espalda.

El respaldo o bastidor también relevante. Su principal función es sujetar la carga, protegernos de que los objetos se nos claven en la espalda y dotarnos de seguridad, comodidad y rigidez, evitando que la carga se mueva.

Los tirantes son esenciales y, del mismo modo que el cinturón, deben respetar nuestra anatomía. Han de ser más acolchados y voluminosos en función del volumen de nuestra carga.

Cuando nos referimos a la talla de la mochila, no nos referimos a su tamaño en volumen, sino que hablamos de la forma y dimensiones del respaldo. Nos referiremos a la longitud de la espalda, teniendo en cuenta, también, la anchura y la longitud del cinturón lumbar. Por tanto, a la hora de elegir la talla debemos considerar las dimensiones de nuestra espalda y las del respaldo de la mochila y si se adapta a nuestra superficie dorsal.

Las marcas fabrican modelos de hombre y de mujer, con algunas diferencias entre ambos.
En los modelos para mujer, el cinturón lumbar es más ancho y se adapta a la forma curvilínea propia del cuerpo femenino. Los tirantes tienen una forma ligeramente oblicua para no pasar por encima del pecho. Además de ser más cortos, ya que las caderas de las mujeres suelen estar algo más arriba.

Las 4 mejores mochilas de ataque de 20 litros

Decidirnos a comprar una mochila de ataque sin informarnos previamente puede traernos algún quebradero de cabeza. Por esta razón, hemos realizado un análisis de diferentes modelos que podemos encontrar en Amazon que cumplen con los requisitos que necesita una mochila de ataque de calidad.

«Nano 16» de GREGORY
Se trata de uno de los modelos más polivalentes de daypack que hemos encontrado: goza de un bolsillo específico de hidratación con cremallera en el que podemos guardar una tableta o incluso un pequeño ordenador portátil.

Las botellas de agua, por otra parte, pueden guardarse en el doble bolsillo lateral de malla del que dispone. Además, esta mochila tiene un bolsillo frontal de malla elástica, con organizador y enganche para guardar nuestras llaves, que se cierra mediante una hebilla de forma muy segura. Y, por si fuera poco, sus hebillas laterales le dan una mayor compresión para que ocupe aún menos espacio y nos garantice que tengamos el mayor confort posible: podemos afirmar que la Gregory Nano es una mochila de ataque de montaña especialmente cómoda.
Incluso podemos utilizarla en lugares oscuros o de noche (no es especialmente adecuada para pernoctar por su tamaño, a no ser que vayamos más equipados) gracias a que tiene un punto de enganche frontal para que podamos colocar nuestra linterna.

GREGORY Nano 16

  • Material: 210D Honeycomb Cryptorip Nylon en el cuerpo y 420D nylon de alta densidad en la base
  • Forro: 135D Poliéster de alta densidad
  • Dimensiones: 17.8 x 45.7 x 22.9 cm
  • Carga máxima: 6.8 kg
  • Volumen: 16 l
  • Peso: 320 gr

«Ghost» de Camp 4
La Ghost 15L de Camp es especialmente minimalista, ya que se puede “transformar” en una riñonera que llevar en la cintura introduciéndose en una funda protectora que lleva integrada. Está elaborada en nylon ripstop y es resistente a la abrasión. Además, tiene portabastones y una cuerda elástica en el frontal portamaterial.
Es ideal para practicar senderismo, pequeñas ascensiones o incluso para escaladas de vías de varios largos.

Camp4 Ghost

  • Dimensiones (empaquetada): 5 x 14 cm
  • Volumen: 15 l
  • Peso: 145 gr

«Speed lite 20» de DEUTER
Ligera y resistente a la vez. ¿Qué más podríamos pedirle a una mochila de senderismo? Este modelo ha sido diseñado especialmente para garantizarnos el mayor confort posible en caminatas de un día en las que vayamos a llevar poco peso. Por supuesto, su cinturón de cadera es extraíble dada la ligereza que tendrá nuestra carga. Tiene un rasgo muy característico: se trata de un modelo muy compatible con nuestra seguridad, ya que tiene tanto un enganche trasero para llevar la linterna como elementos reflectores que garantizarán que se nos visualice con mayor facilidad. A su vez, incorpora unas asas fijas donde podremos llevar el sujetacascos (aunque este complemento es opcional, ya sabemos que toda precaución es poca).
DEUTER Speed lite 20

  • Dimensiones: 46 x 26 x 18 cm
  • Material: Poliamida de 210D
  • Peso: 490 gr

«AirZone Z 20» de LOWE ALPINE
La mochila AirZone Z 20 de Lowe Alpine es ideal para las excursiones de un día, aunque sus características la convierten en una mochila multiusos. Su entrada con cremallera permite acceder fácilmente a su interior, lo que nos garantiza que la podremos usar mientras nos ejercitamos. Sus bolsillos laterales de malla elástica permiten el almacenaje exterior de algunos objetos a los que necesitemos acceder de forma aún más inmediata, como nuestras botellas de agua. Además, tiene una cubierta impermeable para protegernos de la lluvia.
Es compacta y ligera, y además tiene sus sistema «AirZone» de la espalda garantiza una mejor transpirabilidad, mientras que su arnés AdaptiveFit nos da un plus de comodidad, lo cual siempre es de agradecer.
LOWE ALPINE AirZone Z 20

  • Dimensiones: 50 x 27 x 23 cm
  • Material: Tejidos + Revestimiento: 210D 6.6 Mini Ripstop + HydroShield
  • Largo de espalda: 46 cm
  • Volumen: 20 l
  • Peso: 930 Kgr